La Transparencia Corporativa Paga*

Si usted es el Presidente Ejecutivo de una compañía y le ofrecen una estrategia para reducir riesgos de reputación, ampliar mercado, mitigar riesgos operacionales e incrementar la confianza de sus inversionistas, clientes y  grupos estratégicos (actuales o posibles), ¿La tomaría? Si su respuesta es si, y además le concierne que la estrategia sea enteramente legal y de bajo costo, entonces lo que estoy por describirle le interesa.

Se trata de una estrategia empresarial simple: se llama transparencia. Se basa en el principio de responder por lo que uno realmente es, hace y piensa, y consiste en poner a disponibilidad de a quien le interese (inversionistas, clientes, contratistas o el público en general) información relevante sobre las características, planes  y operaciones de la empresa.

¿Por qué tiene sentido una estrategia de transparencia corporativa?

Antes se pensaba que un eje fundamental del desarrollo empresarial se fundaba en la confidencialidad y el secreto.  Esta premisa, en parte se basada en la mistificación de los desarrollos obtenidos alrededor de la Revolución Industrial, y por otra parte se basada en el hecho cierto que la propiedad industrial e intelectual se puede robar. Pero hoy en día la globalización de los mercados, la redefinición del papel del Estado, el enfoque de gobernabilidad pública y privada, el inmenso flujo de información y el creciente papel de la reputación empresarial han cambiado un poco esta premisa. Hoy en día el desarrollo económico y social es entendido como el resultado de la acción común del gobierno, las empresas y los ciudadanos.

Resulta que si el secreto de la receta para el extraordinario sabor de un producto es un ingrediente venenoso (como en el caso reciente de la leche proveniente de la China), este es un dato que le interesa saber tanto alas autoridades de sanidad, como a los inversionistas y a los padres de los niños que usualmente la consumen. Lo cierto es que hoy, quien dice “mejor no preguntes” tiene algo que esconder como lo probó con desafortunada elocuencia Madoff; y quien ofrece ganancias fantásticas pero no puede explicar de donde provienen, como DMG lo que tiene es fantásticas debilidades. Siemens sufrió las consecuencias de sus propias prácticas, que germinaron en medio del silencio por parte de empleados y directivos que hoy comienzan a responder ante la justicia.

En un mundo donde fluye tanta información, ser su propia fuente resulta importante. Es un mecanismo de protección y a la vez de promoción. Un sector económico que es transparente compite en términos de calidad y no de  astucia, reservando ésta última para hacer valiosos avances tecnológicos, desarrollos creativos y el mejoramiento de productos. Todos ganan.

¿Transparencia de qué?

A veces escucho comentarios de empresarios neófitos en este tema que se refieren a la transparencia con escepticismo, por entenderla como el equivalente a publicarlo todo. Esta percepción es errónea;  la información legalmente protegida como confidencial o privilegiada debe continuar siéndolo. Realmente, se trata de publicar información que no es confidencial pero es relevante sobre la compañía. Por ejemplo: sobre su estructura de propiedad, su gobernabilidad corporativa (conformación de Junta Directiva y Consejo Asesor y sus posibles conflictos de interés), su estructura funcional, su Código de Ética junto con la manera como se implementa, así como la información financiera relevante para analistas, inversionistas y clientes y de manera muy importante, las donaciones, regalos,  y las contribuciones a la financiación de lo partidos políticos. De todo lo anterior, hacen parte también además los asuntos objeto de reportes de Sostenibilidad Corporativa (sobre políticas y prácticas ambientales, de derechos humanos, de responsabilidad social y de recurso humano entre otros) que ya comienzan a ser práctica generalizada en muchas empresas.

En materia de operaciones, la información relevante puede ser diferente de sector en sector. Por ejemplo, en el sector petrolero y minero, es importante saber cuanto pagan las empresas a los gobiernos de los países donde operan en forma de regalías y otros pagos, sus reservas, producción y costos. Esta información les permite a los inversionistas saber si son compañías rentables y el riesgo a que están expuestas; le permite a las empresas disminuir los riesgos de extorsión y recibir reconocimiento por sus contribuciones a la comunidad; le permite a la sociedad civil saber cuanto esta recibiendo su gobierno de ingresos y hacerlo responsable por que los ejecute eficientemente y en beneficio de la comunidad; le permite a las autoridades de control verificar si se están pagando los impuestos adecuadamente y si la contabilidad corresponde a la realidad. En el sector de construcción e infraestructura resulta relevante por ejemplo conocer cuales son los contratistas, subcontratistas y socios estratégicos. Eso disminuye las oportunidades de colusión, le permite a las empresas beneficiarse de la buena reputación de sus contratistas y clientes, y le permite al Estado hacer un mejor seguimiento de sus contratos públicos.

En últimas, la transparencia es un tema de responsabilidad y gobernabilidad corporativa, pero también es un tema de estrategia empresarial: es un hecho que la transparencia paga. No basta con ser bueno hay que parecerlo. Por esto sorprenden los resultados de la “Primera encuesta nacional sobre prácticas contra el soborno en empresas colombianas”  realizada por Transparencia por Colombia junto con la Universidad Externado en Julio del 20081 ,  los cuales muestran que de las empresas encuestadas, el 57% dice tener  una “posición de rechazo frente al pago de comisiones indebidas par agilizar trámites” pero sólo el 36% dice darla conocer a sus empleados y terceros. En el mismo sentido sorprende que a pesar de que 65% de las empresas encuestadas manifiestan tener “cómo política nunca hacer contribuciones políticas” pero solo el 20% manifiestan dar a conocer a sus empleados y a terceros esta posición. Uno se pregunta: si no comunican sus políticas, ¿Cuál es la utilidad de tenerlas?

¿Pero si paga?

La rentabilidad y la valoración del mercado de las empresas dependen de una gran variedad de factores. Sería ingenuo sino desacertado pensar que la sola transparencia genera valor; pero es un hecho cierto que contribuye.  Por ejemplo, en Mayo del 2008 Transparencia Internacional publicó un estudio cuya realización lideré y escribí con un importante grupo de expertos sobre la transparencia de 42 compañías petroleras y sus operaciones en 21 países2 ; varios analistas han coincidido en afirmar que las empresas que en nuestro estudio resultan entre el grupo de las mas transparentes tienden a mostrar mejores valoraciones de mercado que las que son menos transparentes. También es cierto que la corrupción, el abuso, la extorsión y el fraude son más difíciles cuando hay transparencia; entre otras por que el costo de vigilar disminuye. Si no, pregúntenle a los accionistas de Siemens. En la transparencia hay una gran oportunidad.

——————–

* Este artículo lo escribí para Transparencia por Colombia –Sección de Opinión online. El link original se puede consultar aquí: http://www.transparenciacolombia.org.co/OPINION/tabid/64/ctl/Details/mid/774/ItemID/121/Default.aspx.

1.  La encuesta se puede consultar en http://www.transparenciacolombia.org.co/Portals/0/descargas/publicaciones/Cuaderno15%20web.pdf
2. El estudio titulado “Informe 2008 sobre la Transparencia en los Ingresos Provenientes de las Compañías de Petróleo y Gas”  puede consultarse en http://www.transparency.org/policy_research/surveys_indices/promoting_revenue_transparency

Advertisements

3 Responses to La Transparencia Corporativa Paga*

  1. Ousmane Deme says:

    Keep doing the good work.
    Your friend Ousmane

  2. Laura Puertas says:

    Como siempre, magnífico!
    Laura

  3. Frédéric Boehm says:

    Juanita, gracias por este alegato por la transparencia! Comparto lo que escribes y pienso que realmente las empresas tendrían mucho que ganar con una política realmente transparente.

    Sin embargo, y para fomentar la discusión, quiero mencionar tres aspectos un poco más pesimistas y que exagero un poco a proposito. Me gustaría mucho conocer tu opinión (y de los demás aca) sobre ellos.

    Primero, si bien estoy de acuerdo que la transparencia genera beneficios a largo o hasta mediano plazo, existe sin embargo suficiente evidencia que prácticas corruptas puedan generar beneficios a corto plazo – por ejemplo ganando una licitación a través de sobornos. Ahora sabemos que tendemos a ser miopes y los incentivos de los gerentes dentro de una empresa no solamente incluyen la valoración de la empresa en la bolsa, sino por ejemplo el portafolio que manejan, y las ganancias (a corto plazo) que generan. Ahí, la corrupción y poca transparencia puede ser una estrategia. En algunos mercados y entornos muy corruptos conocemos además algo que se parece al fenómeno del dilema del prisionero: siendo la única empresa transparente que no recurre a la corrupción puede ser poco recomendable para poder sobrevivir en el mercado. Si fueran muy grandes los beneficios de la transparencia, el mercado ya hubiera seleccionado a las empresas transparentes, y eliminado a las corruptas. O sea, ¿crees que existe un arbitraje entre estos motivos a corto plazo y los beneficios generales de introducir una gestión transparente? Y si existe, ¿tienes alguna idea sobre cómo resolver este dilema? ¿Cómo lograr esta acción colectiva en mercados muy corruptos de forma creíble?

    Segundo, en mercados regulados, por ejemplo en los sectores del agua o de energía, existe un problema de información asimétrica pronunciado entre regulador y empresa regulada. Esta asimetría implica rentas de información y hasta puede proveer incentivos para manipular información. Por ejemplo, si las tarifas de agua se calculan basadas en los costos de la empresa, esta tiene incentivos para reportar costos elevados o manipular las cuentas. Jean-Jacques Laffont llamó estas prácticas de “contabilidad creativa” un accounting nightmare. Ahora bien, la contabilidad interna de las empresas (reguladas como no reguladas) normalmente está legalmente protegida y hace parte de la información que no tiene que ser publicada (una excepción notable: los EEUU). Si bien la contabilidad interna tiene que ser reportada al regulador, un real control externo efectivo, por ejemplo por parte de los usuarios, es imposible sin esta información. ¿Crees que esta información debería ser publicada? ¿De qué criterios podría depender que se deban publicar costos internos – existencia de una regulación basada en costos, estructura de mercado, nivel de competencia, servicios de interés público?

    Tercero, escribes que “las empresas que en nuestro estudio resultan entre el grupo de las mas transparentes tienden a mostrar mejores valoraciones de mercado que las que son menos transparentes”. ¿Pero, las empresas que muestran mejor valoración siempre han sido transparentes, o solamente llegaron a ser más transparentes con el éxito que tuvieron, exponiéndose más a la luz de la prensa y de los consumidores? La causa del nivel de transparencia más elevado seria en este caso más bien el reflejo de una más fuerte demanda por más transparencia. Puesto diferente: estas empresas no son transparentes porque así lo querían, pero porque tenían que serlo para poder seguir operando. Además ya lograron una posición en el mercado que les permitía incurrir en algunos de los costos a corto plazo que mencioné arriba en el primer punto. Esto sí, ahora pueden beneficiar de esta reputación de transparencia que tienen. ¿Podemos sacar de esto algunas conclusiones en lo que concierne el dilema mencionado arriba – cómo fomentar esta demanda por transparencia?

    En fin, creo que las empresas por si solas, no lograran y no pueden lograr el nivel de transparencia que sería ideal desde el punto de vista de la sociedad entera. Existen conflictos, arbitrajes y dilemas que llevan a preguntar por el papel que debe jugar el Estado: ¿necesitamos leyes y regulaciones de transparencia más fuertes que las que conocemos a hora? ¿Cómo usar los beneficios potenciales de la transparencia de una manera más eficaz?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: